martes, 1 de abril de 2008

Infancia


En una de esas visitas a biblioteca fui descubriendo libros que susana no tenia ganas de guardar, de estos infantiles y simples, tan simples que te hacen pensar, a veces, porque uno se complica tanto. Ahora que pienso, los libros que me gustaban de chico van a ser motivo de algo que alguna vez voy a escribir. Pero no ahora.


Sapo en Buenos Aires-Gustavo Roldán

"(...) Pero lo que nunca dijo y eso sólo yo lo sé, es que después de sacarle la lengua a la ciudad se le escapó un lagrimón que si no hubiera sido un sapo nadador ahí mismo se queda ahogado para toda la vida."

"-¿Apurados?-preguntó la cotorrita verde-. ¿A donde van apurados?
-A ninguna parte. Son costumbres nomás. Será que eso les gusta. Y se la pasan viajando, amontonados, en unas cosas enormes que van para todos lados.
-¿Y eso les gusta?
-Debe ser, porque pagan para hacerlo.(...) Y cuando vuelven a sus casas se sientan frente a una caja, y ahí se pasan las horas mirando propagandas."

"-¿Y río, don sapo? ¿Tienen río?(...)¡Ahí se bañaran todos muy contentos!
-¡Qué se van a bañar! Lo usan para tirar basuras."

"(...)¿Y qué les gusta?
-Prohibir.Eso se ve que les gusta. Se la pasan prohibiendo todo el día. Prohibido subir, prohibido bajar, prohibido pisar. Prohibido pararse y prohibido correr."

"-(...) siempre se andan tapando el cuerpo con trapos de colores (...) si se esconden tanto, no debe ser poque se sientan lindos (...)
-¿Todo el cuerpo tapado?¿Aunque haga calor?
-(...) Todo tapado. Y lo peor, tienen que trabajar toda la vida para comprar esos trapos.
-(...)¿Tantos tienen que comprar?
-(...)Compran unos para trabajar, otros para pasear, algunos para usar de día, otros de noche. Unos para los dias comunes, otro para los días de fiesta..."

"-(...)¿Les gusta el olor a tierra mojada?
-Son raros, no tienen tierra (...) Todo todo es como una piedra muy grande y chata (...) tapa todo el suelo"



El mono que piensa-Esteban Valentino



"¿Cómo fue que aparecimos sobre la faz de la Tierra?¿Cómo dejamos de ser primates irracionales y comenzamos lentamente a convertirnos en esto que somos?¿Le hicimos bien al planeta o le hicimos mal?¿Hubo un primer mono que fue aunque más no fuera un poco, mínimamente, consciente de que era distinto de los otros? (...) Como sea, en algún instante lejanisimo de nuestra Historia, los hombres empezamos a ser los hombres. ¿Estuvo correcto que eso pasara? A mi me gusta pensar que sí, que aquel pariente casi mono casi humano hizo bien en empezar a caminar erguido."


El libro de los chicos enamorados-Elsa Bornemann



"¿Qué dirá la gente si por las veredas salgo a pintar gallos con mis acuarelas, si beso al florista por tantos jazmines, o a mis siete gatos les tejo escarpines?
¿Qué dirá la gente si con tantas ganas sumo otro domingo a cada semana, si crío un canguro dentro de mi casa o enciendo fogatas sobre la terraza¡
¿Qué dirá la gente-que en todo se mete- si en el subterráneo salto el molinete, si suelto tu nombre desde un campanario y que yo te quiero publico en el diario?"


"(...)¡Qué los mayores rían!(...)¡Quizá lo que darían por creer en magos!"


"Este cuento es transparente y no se deja leer ni con cien pares de lentes. ¡Qué pena! Si que es hermoso y nunca lo podré ver si en soledad lo persigo, si no lo lees conmigo, porque es un cuento hechizado: lo ven los enamorados.
Transparente... transparente... sólo de a dos se lo siente...
(¿por qué no nos animamos y -juntos- lo imaginamos?)"


"(...) Con la hebra tejeremos este secreto amor: un guiño sin que nos vean... en tu cuaderno una flor... media caricia apurada en la puerta de tu casa... y nuestros nombres sobre un árbol de la plaza"


"Voy a reglarte en este-tu día- con gustito a beso, toda mi alegría; tu nombre mordido sobre una manzana y el din don din dan de cada campana.
Voy a regalarte el violin de un grillo, el roce de un ala para tu bolsillo y agua de la fuente que zumba en la plaza, dentro de una copa que nadie uso en casa.
Voy a regalarte-bien empaquetado- el color de un patio al malvón pintado; pájaros de sol en jaula sin rejas, mis dos lagrimitas...¡y un tirón de orejas!"


"(...)¿Con cuál de tus barriletes echó a volar tu promesa, aquella de "siempre juntos"?"


"(...) Si sabe llorar de veras, con sus lágrimas redondas me voy a hacer tres pulseras... jugaremos a la mancha con su sombra y con la mía y, tal vez, alguna tarde, le enseñaré a qué sonría.
-¡Cuidado, niña, mi niña!-repite el viento espantado-, puede llevarte una noche en su vuelo alunado...
Mejor, así aprendería canciones en fantasmés, su modo de ver la luna y de caminar sin pies... acaso le enseñaría mi manera de mirar a los pájaros del alba o mi forma de soñar..."

3 comentarios:

luz_luz dijo...

Hola me encanta esa poesia, "Voy a reglarte en este-tu día- con gustito a beso, toda mi alegría tu nombre mordido sobre una manzana...."
me habian prestado un libro de poesias cuando era chiquita y nunca me la olviede pero si la autora,lo que quisiera pedirte es el nombre de la autora del libro. Gracias

eze dijo...

luz! la autora se llama elsa bornemann, lo encontre en un libro que se llamaba "el libro de los chicos enamorados"! nos vemos!

ana maría - penélope dijo...

Soy fanática de los cuentos infantiles y me encantan los de Elsa Bornemann.
Recibe un abrazo por recordarme esos textos.
Me encanta tu página